Todo sobre el masaje - PORTAL MASAJES

¿Qué beneficios producen los jardines verticales?

Qué beneficios producen los jardines verticales

El Jardín Vertical: la solución verde para recrear escenografías naturales en ambientes interiores y exteriores

¿Eres amante del verde? ¿Quieres dar un toque elegante y exclusivo a tu casa o negocio? Diseña tu jardín vertical con nosotros y sorprende a tus invitados y clientes.

  • ¿Cuáles son las ventajas del jardín vertical?
  • ¿Cómo elegir las plantas del jardín vertical?
  • ¿Cómo funciona la instalación del jardín vertical?
  • ¿Cómo se realiza la fertiirrigación del jardín vertical?

Los jardines verticales son una solución ecológica que permite amueblar espacios interiores y exteriores a través de estructuras en las que arraigan las plantas, todo ello alimentado por un sistema de fertiirrigación programado según las necesidades del jardín.

Esta categoría de producto es particularmente adecuada para resolver problemas de poco espacio y contaminar espacios vitales verdes, fachadas exteriores o ambientes de trabajo.


¿Cuáles son las ventajas del jardín vertical?

Los beneficios de tener jardines verticales son muchos: además del agradable impacto estético, las plantas actúan como un «purificador» del aire, de hecho absorben el dióxido de carbono de la atmósfera, absorben los dañinos rayos UV y aseguran la termorregulación de la estructura en la que se enraízan; también evitan la pérdida de calor durante la noche optimizando el ahorro de energía.


¿Cómo elegir las plantas del jardín vertical?

La elección de las plantas durante la fase de diseño la realizan nuestros diseñadores en función del contexto ambiental y climático específico, prestando especial atención a la exposición al sol, a la iluminación natural y a la ventilación del lugar, sin necesidad de realizar un cultivo previo.

Durante la elección de las esencias también es necesario tener en cuenta las necesidades de agua, la floración y el tipo de planta y de sustrato utilizado.

Cómo elegir las plantas del jardín vertical

En un jardín vertical, la elección de las esencias puede recaer en plantas trepadoras, que crecen espontáneamente para cubrir todo el jardín vertical, o plantas en descomposición, con crecimiento en cascada, para ser colocadas en macetas especiales a gran altura, ligeras y con pocas raíces que se hunden, o plantas pequeñas, preferentemente del tipo empapelado, perennes y de hoja perenne, con crecimiento limitado, que requieren poco mantenimiento, pocos cuidados e intervenciones esporádicas, y que permiten mantener el verde también durante la temporada de invierno.

Una alternativa válida a las pequeñas plantas con flores son las hierbas aromáticas, que combinan el efecto escénico con el olfativo para obtener un resultado multisensorial.

La estructura de los jardines verticales sigues el patrón clásico de fachadas ventiladas, con montantes y paneles de revestimiento, sobre los que se coloca un tejido técnico especial en el que arraigan las esencias vegetales.

Normalmente fijada a una pared que no requiere ningún tratamiento previo, la estructura tiene unas dimensiones totales reducidas, unos pocos centímetros, y funciona con suministro continuo de agua.

El sistema que se ha diseñado para los jardines verticales proporciona una estructura adecuada para amueblar tanto los espacios interiores como exteriores, y garantiza una ventilación adecuada y la ausencia de inconvenientes como la humedad o el paso del agua.


¿Cómo funciona la instalación del jardín vertical?

Para la instalación de un jardín vertical se prevé la instalación de una estructura en perfil de aluminio extruido que incluye un único perfil vertical posicionado con una cavidad espaciadora, fijado a soportes para el anclaje y el apoyo del revestimiento exterior, asegurado por pernos de acero, que no requieren perforación, asegurando así una larga vida a lo largo del tiempo.

Durante la instalación se asegura un espacio adecuado para la ventilación, esencial para la buena salud de las plantas, que se protege con una pantalla contra insectos.

Los sistemas de soporte del revestimiento exterior, en acero inoxidable, están fijados a la estructura de soporte y están diseñados para permitir la expansión térmica del perfil y contrarrestar la acción del viento.

Los tapones, de tipo mecánico o químico en acero inoxidable, pueden ser de diferentes tipos en diámetro y longitud, y deben definirse después de pruebas de desgarro en la pared o en el material a cubrir. Una espuma de PVC de 10 mm de espesor se fija a la subestructura.


¿Cómo se realiza la fertiirrigación del jardín vertical?

El sistema de fertiirrigación no es visible desde el exterior, y alimenta el jardín a través de una micro irrigación desde arriba, controlada constantemente por una unidad de control programada según las necesidades reales del jardín.

La planta tecnológica, generalmente ubicada en una sala técnica, suministra regularmente a las esencias de las plantas fertilizantes, contribuyendo así a su crecimiento natural.

Toda la estructura de soporte y el sistema de fertiirrigación no permite el paso de la humedad o el agua hacia el muro en el que se fija el jardín, preservando así el muro de cualquier infiltración. El jardín vertical puede ser separado de la pared según sea necesario.

Por lo general, el sistema tecnológico para el sistema de fertiirrigación está situado cerca del jardín vertical, en una sala o cuarto técnico, accesible para su posterior mantenimiento. Consiste en un depósito de fertilizante y un dosificador que toma el fertilizante del depósito, según dosis y proporciones específicas, para introducirlo en el sistema de circulación de agua que riega el jardín vertical.

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    tres × 4 =

    Uso de cookies

    Portal Masajes utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Más info

    ACEPTAR